PRENDÍ DE LA LUNA MÁS QUE UN RECUERDO


Apenas alcanzaba
a adivinar tu mirada,
a asomarme a esos ojos
que la noche encerraba.

Y la luna iba clara,
y tus labios llenos de besos,
y mi mente divagaba
mientras anhelaba poseerlos.
Tu hablabas, y yo…
y yo estaba fascinada,
la luna más que luna era un queso,
y la noche más que noche
es, solamente en mi recuerdo.
Apenas alcanzaba…
aun así: quedé prendada


Cristina Diez-Madroñero Manzano
2 de junio de 2012

Comentarios