Si puediera vivir siempre así: despertar y verte; merendar y estar contigo; y reír en caulquier bar a tu lado; a la hora de cenar, hacerte la cena y antes de dormir: poder darte un abrazo. Y llorar en tu pecho si me hace falta, y dormir en tu cama si lo necesito. COMO LO VOY A ECHAR DE MENOS. Cuánto te voy a extrañar. Nadie sabe la suerte que tenemos de tenernos papá. Porque aunque ella nos falte: aun está

Comentarios