Sonatina y recuerdos


Quisiera saber que piensas cada vez que me completas. Qué siente tu cuerpo cuando tus ojos negros resbalan por mi pelo rojo rizado. Cuando tus pupilas reflejan mis susurros nerviosos y tus labios de mis labios están quemados. Qué trae esa mente inquieta. Cuántos versos te puedo hacer contar, cuántos momentos que ambos sabemos que no volverán.
No es ilusión, ni cariño, no hay nada más que curiosidad detrás de cada letra. Curiosidad simple y llana como la de un alegre zagal.


Cristina Diez-Madroñero Manzano
Garbayuela, 13 de agosto de 2012

Comentarios