El amor, cuando no lo deseas, se seca más rápido que la piel de una mandarina al sol

DM
Madrid, 7 de febrero de 2014
Reflexiones al completar un dia de estudio, al borde de la cama, con una mandarina en la mano cuando son casi las dos de la madrugada.

Comentarios