Notablemente restringido a su irracionalidad camina poetizando sus pasos. Encerrado en un pensamiento por un instante: apartado del mundo. Sus ojos se reflejan, traspasan, vuelan y vuelven desempañando el vidrio de su piel.

Comentarios