Puede que no lo sepas, pero cuando buscas los límites de la razón por la madrugada es síntoma de que te estás enamorando. Ten cuidado, yo ya estoy loca por ti.

Comentarios