Una sola letra es capaz de desatar y encerrar una gran historia. Y me quieres poner a contar versos. ¡Que mala idea!

Comentarios