Cuaderno de campo. Notas

Es posible que el olor del café recién hecho me atraiga. Como una luz a una polilla. Como tus pechos a mis manos. O como el humo de las tostadas quemadas.
Es posible que a veces vea mis actos como intrusos dentro de mis palabras. Como esta disyuntiva que cansada de asediarme se cuelga en estas lineas.
Es posible que por una vez, que por una noche, no haya nada de amargura por encima de la fecha.
Esta vez todas las palabras me pertenecen y mi blindan con exactitud del mi contra mi

Madrid, 16 de junio de 2014

Comentarios