Un suave vacío de angustias

Atados a la literalidad de una poesía. Flotando. Desnudos. Ingrávidos. Arrebatados de amor y olvido. Un suave vacío de angustias deshace el mundo conocido. Y la lejanía, con el eco de la gente, se deshace en lenguas azules de humo. Cenizas de rabia y lujuria buscan el refugio de otra mañana, sin saber, si en otra realidad, volverán a resurgir al encontrarse.

Diez-Madroñero

 12 enero de 2015

Comentarios