Un momento tímido, dulce, fugaz, fugado... tan complaciente y venenoso que no puedes hacer fuerza para después recordarlo. Y volverá como el viento, para respirar, para dibujar formas que ya no se ven porque ya no están 

Comentarios