infelices

Ni siquiera la vida se corresponde con la muerte. Pues son la misma cosa.
Ni siquiera los amantes. Infelices

Comentarios