Tan-bien

Fascinarse no es tan distinto de adolecer. El mundo se regodea en tu inocencia y se relame. Una obnubilación potente, poderosa, motivadora, casi absurda que nos hace volar..

Lejos.

Tengo una pasión que me advierte de otras pasiones. Un cuaderno pequeño. Los relatos de mi mirada. Tan bien fascinada.

Barcelona, 22 de octubre

Comentarios