Degarro
jirones del cielo
de una tarde.
De lluvia.

Crujido
como el balancín viejo
en una noche.
De lluvia.

Amargo
como el café arrancado
en una mañana.
De lluvia.

Arruinado
como mi corazón
en una mañana
de luna.

Desesperado
como un búho
en una noche
de Sol

Comentarios