Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Y ella se alejará y me dará la espalda

Con fuerza me abalancé hacia ella
y sé que no lo hice sola,
me ayudaron unas manos,
unas manos muy bellas,
manos firmes y suaves:
manos de ilustre doncella.
Lo sé por lo que contaron,
me lo dijeron unos labios calmados,
labios que hoy viven en una estrella,
en una luminosa y lejana estrella.

Y me aferré a ella, sí.
después de abalanzarme me aferré.
Y dialogamos también,
y conmigo la tengo aquí.
Y me da besos de vino y miel.
Y me susurra esto para que la trate bien:

“Ahora llego y ya me quiero ir,
ahora que estamos llegando
ya es la hora de partir.
Ahora te amo, te quiero,
ahora te dejo morir.
Mi amor traicionero
endulza veneno,
tómalo si te quieres destruir,
te ofrezco placeres secretos,
a cambio te llevaré antes allí,
a ratos al cielo,
a ratos al inexorable fin.

¡Corre!, Disfruta de mis hieles,
solo así podrás robar al tiempo,
solo así el largo y virtuoso camino

solo así es como me entretienes
y para ti camino más provechoso junto a mí.

esto es lo mejor que tengo,
es esto es lo mejor…

.

LO QUE ESTÁ CLARO ES QUE NO PODEMOS PARARNOS
Dime quién te ha tiznado de negro la mirada,
de reluciente negro
de desazón y carbón,
de reluciente negro
negro como el de tus pestañas.
Que más se parecen al picón,
a la leña en pleno ardor sofocada,
más que al chisporroteo de la lumbre
más, mucho más que a su esplendor
en tardes de migas y gachas.
Dime niña que te pasa,
dime niña, dímelo.

Dime donde está el fuego y su furia
háblame de la tormenta
de la nube que se lo llevó,
háblame de su lluvia
del frío río que la extinguió
habla niña, no te vayas
dime niña, dímelo.

Cabizbaja, llorosa,
con disimilo,
tú nunca te sonrojas,
vistes siempre de oscuro,
como una monja
nunca flanqueas tus muros.
Perdida en tu piel,
dime, ya no sabes qué hacer,
sencilla y fiel:
prefieres no creer

Qué será lo que te pasa,
me acerqué a ti y a tu ventana,
y vi que vas y vienes y que siempre estas en casa.
Estás y sonríes y hablas como velada
dime niña.
¡Dímelo!
dime quién fue.
Esa mirada quién la tiñó.
Acércate a la reja y contéstame:
¿Quién te ha tiznado de ne…
Nacen vacilantes esas letras
Sentimientos, noches de alcohol de
Infelices poetas
Que guardan sus penas en
Alegres y suaves canciones,
Besos son los versos de amor.


NACEN SENTIMENTOS INFELICES QUE GUARDAN ALEGRES BESOS.

LETRAS DE ALCOHOL DE POETAS EN CANCIONES DE AMOR