Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

Algunas tarde, solo algunas.

Ramos de jacintos pintaban los aledaños sus ojos. Delataban el movimiento exacerbado de la ansiedad, del no poder ser tan alto como la luna.
Y con la sencillez de un abrazo se perfumaron de candor. Atajó entonces los mares de sus pestañas afirmándose en sí mismo: un mundo interior apasionado no precisa satélites que orbiten a su alrededor.
Luego creí marcharme... pero aun me contemplo algunas tardes adherida a la gravedad de su voz.

Diez-Madroñero
Madrid, 20 enero 2015
Una sola flor de jazmín es mas dulce que todas las caricias que me has dado. Cómo no iba estar prendada

Un suave vacío de angustias

Atados a la literalidad de una poesía. Flotando. Desnudos. Ingrávidos. Arrebatados de amor y olvido. Un suave vacío de angustias deshace el mundo conocido. Y la lejanía, con el eco de la gente, se deshace en lenguas azules de humo. Cenizas de rabia y lujuria buscan el refugio de otra mañana, sin saber, si en otra realidad, volverán a resurgir al encontrarse.
Diez-Madroñero
 12 enero de 2015